Así se comporta históricamente el S&P 500 después de subir más del 15% entre enero y agosto

El mes de agosto se saldó con alzas del 2,90% para el S&P 500, con lo que el índice rector estadounidense acumula avances del 20,41% en los 8 meses del año completados.

En los 71 años transcurridos desde 1950, esta es la decimoquinta ocasión que el S&P 500 logra cerrar los primeros ocho meses del año con ganancias superiores a los 15 puntos porcentuales. Si tomamos como referencia todos los años desde 1950, de media, a cierre de agosto el S&P 500 suele acumular avances promedio del 5,37%, lo que significa que rendimientos superiores al 15% suponen prácticamente triplicar la rentabilidad promedio del periodo.

Para hacer un estudio completo de los precedentes y del posterior comportamiento del mercado, he recopilado en la siguiente tabla todas y cada una de las ocasiones en las que el S&P 500 subió más de un 15% hasta el cierre de agosto y, he añadido una columna en la que se muestra el rendimiento que obtuvo el S&P 500 en lo que quedaba de ejercicio.

Como se puede observar, en los 14 precedentes que el S & P 500 fue capaz de cerrar con alzas de más del 15% entre enero y agosto desde el año 1950, en un total de 12 ocasiones el resto del ejercicio también se saldó con alzas. Esto significa que más del 85% de los ejercicios suelen saldarse con ganancias entre septiembre y diciembre después de subir con fuerza entre enero y agosto.

Para seguir profundizando en estos precedentes, el siguiente gráfico generado con la herramienta estacionalidad por periodos de esBolsa muestra de forma más detallada el comportamiento del mercado en estos precedentes, representando con un área azul el comportamiento promedio experimentado por el mercado en los años en los que el S&P 500 fue capaz de subir más de un 15% entre enero y agosto. La línea negra representa el comportamiento del índice rector estadounidense en este ejercicio 2021.

La gráfica muestra que, de media, en los 14 precedentes, las alzas tendieron a tomarse un descanso durante octubre antes de volver  a la senda alcista durante noviembre y diciembre en el tradicional rally de fin de año.

Con todo ello, la historia indica que, cuando el mercado se ha mostrado muy fuerte entre enero y agosto, a grandes rasgos las ganancias tienden a ser seguidas por más ganancias y esto es un buen augurio para lo que resta de ejercicio desde un punto de vista estrictamente estacional.

Como siempre os digo, los patrones estacionales están ahí para ofrecer una visión orientadora (que no operativa) de los mercados. Estos datos están bien para conocer cómo ha reaccionado el mercado ante situaciones similares, pero a la hora de operar lo importante siempre serán los aspectos técnicos que muestren tanto los mercados, como los sectores y los valores.

Recuerda que toda mi metodología de inversión viene explicada en detalle en el libro “El código de Wall Street”. Con la compra del libro dispondrás de tres meses de acceso gratuito a todas las herramientas de esBolsa.

Edición revisas El Codigo de Wall Street Ricardo Gonzalez“El Código de Wall Street”.

El libro de Ricardo González

¡No te quedes sin él, pide tu ejemplar aquí!

separador+(2)[1]


		
Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.