La tecnología se debilita

Con la economía mundial mostrando signos de fortaleza y unas bolsas que han estado descontando la recuperación económica, durante las últimas semanas hemos estado viendo cómo el dinero ha estado rotando hacia sectores económicamente más sensibles (cíclicos como financieras, industriales, transportistas o empresas ligadas a las materias primas) en detrimento de las acciones tecnológicas.

Para analizar el comportamiento de las empresas tecnológicas de forma conjunta recurriremos al gráfico del ETF Technology Select Sector SPDR Fund (ticker XLK:US), compuesto por unas 70 empresas tecnológicas de todos los ámbitos, desde desarrolladores de semiconductores, hasta redes sociales, motores de búsqueda y empresas de desarrollo de productos electrónicos.

Este ETF nos permite revisar de forma conjunta cómo lo están haciendo las empresas tecnológicas estadounidenses.

El gráfico refleja que la situación técnica de las tecnológicas sigue siendo alcista, ahora bien, no debemos perder de vista la caída del RSCMansfield por debajo del nivel cero, lo que nos indica que dichas alzas se producen a un ritmo inferior que el promedio del mercado.

Esta debilidad de la tecnología explica por qué el mercado tecnológico Nasdaq en el que la tecnología tiene un peso muy importante se ha quedado rezagado con respecto al Dow Jones (cuya ponderación está más orientada a sectores cíclicos) e incluso al S&P 500 en las últimas semanas.

En el mercado tecnológico Nasdaq las empresas tecnológicas representan actualmente el 48,11% del índice, mientras que en el Dow Jones las empresas tecnológicas representan el 20,58%. Por su parte en el S&P 500 la tecnología actualmente representa el 26,23% del índice.

Mientras la tecnología se mantenga débil, no será apta para realizar nuevas compras. Recordemos que el hecho de que un activo se debilite no significa que vaya a caer a plomo (no todo es blanco o negro), significa que, en estos momentos, rinde a menor ritmo que la media (por la citada rotación hacia sectores más cíclicos).

Nosotros, como inversores exigentes, y ante la opción de destinar las inversiones a sectores y mercados fuertes, debemos de desestimar los sectores débiles, ya que la menor apuesta del dinero por ellos, los hace mucho menos atractivos desde el punto de vista de la inversión.

Recuerda que toda mi metodología de inversión viene explicada en detalle en mi libro “El código de Wall Street”. Con la compra del libro dispondrás de tres meses de acceso gratuito completo a todas las herramientas de esBolsa.

Edición revisas El Codigo de Wall Street Ricardo Gonzalez

“El Código de Wall Street”.

El libro de Ricardo González

¡No te quedes sin él, pide tu ejemplar aquí!

separador+(2)[1]


		
Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.