El oro se aproxima a sus meses más favorables estacionalmente

Hace aproximadamente un año expliqué aquí las razones técnicas por las que el oro probablemente se dirigía hacia un fuerte movimiento al alza. En los poco más de 12 meses transcurridos desde entonces, el precio del oro ha ascendido más de un 30%.

Además de los argumentos técnicos positivos, el oro se está beneficiando de un factor que, en mi opinión, es clave actualmente: un entorno de bajadas de tipos de interés globales y medidas de estímulo, donde el dinero fiduciario va perdiendo valor y los inversores buscan protección a esta pérdida de valor en activos de naturaleza física.

Hay otro factor que beneficia al metal dorado: la debilidad del dólar. Tal y como explico en el capítulo 11 de mi libro “El Código de Wall Street”, un dólar más débil es un catalizador para las materias primas en general y para el oro en particular.

Por lo tanto, el escenario para el oro actualmente es favorable en tres aspectos. Desde un punto de vista técnico, su tendencia alcista apunta hacia los ascensos y desde un punto de vista de los flujos monetarios, tanto la debilidad del dólar como la pérdida de valor del dinero fiduciario es un catalizador para las alzas del metal dorado.

A estos tres factores favorables para el oro, en breve se va a sumar un cuarto: la estacionalidad. La siguiente gráfica representa el rendimiento promedio mensual del oro desde el año 1975 hasta 2019.

Históricamente, los tres meses consecutivos más favorables para el oro han sido julio, agosto y septiembre. Parte de esta fortaleza en el oro probablemente se deba a la demanda de refugio durante los meses de verano (recordemos que los meses de agosto y septiembre suelen ser débiles para las bolsas).

Dada la tendencia alcista del oro y los favorables flujos monetarios de los que disfruta el metal actualmente, no debería extrañarnos que los que históricamente son los mejores tres meses para el oro, se repitan este año, especialmente si, como todo parece indicar, los bancos centrales mantienen o incrementan sus medidas de estímulo y el dólar mantiene su rumbo hacia la depreciación.

Recuerda que toda mi metodología de inversión viene explicada en detalle en el libro “El código de Wall Street”. Con la compra del libro dispondrás de tres meses de acceso gratuito a todas las herramientas de esBolsa.

Edición revisas El Codigo de Wall Street Ricardo Gonzalez“El Código de Wall Street”.

El libro de Ricardo González

¡No te quedes sin él, pide tu ejemplar aquí!

separador+(2)[1]


		
Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.