La historia sugiere que la debilidad del dólar puede ser crónica los próximos años

Uno de los aspectos en los que más hincapié hemos hecho durante los últimos meses es la tendencia hacia la depreciación del dólar. Hoy vamos a analizar el dólar desde un punto de vista más amplio, para conocer cómo esta divisa suele moverse en ciclos de varios años, lo que provocaría que estemos en la fase inicial de un ciclo desfavorable para el billete verde a medio/largo plazo.

Recordar, por si alguien se incorpora de nuevo y no lo sabe, que el aspecto del dólar, de forma individual, se ha de analizar mediante el Dollar Index. Este es un índice que mide el valor del dólar estadounidense con relación a una cesta de monedas y esto nos permite tener una visión general de la fortaleza del dólar con respecto a un conjunto de divisas extranjeras.

Actualmente, el Dollar Index se calcula por una media geométrica ponderada del valor del dólar en comparación con:

  • Euro (EUR), 57.6%
  • Yen japonés (JPY), 13.6%
  • Libra esterlina (GBP), 11.9%
  • Dólar canadiense (CAD), 9.1%
  • Corona sueca (SEK), 4.2%
  • Franco suizo (CHF) 3.6%

La siguiente gráfica representa el comportamiento del dólar durante los últimos 25 años.

Como se puede observar, a largo plazo el billete verde suele moverse en ciclos alcistas y bajistas bien definidos. Entre 1995 y 2002 el dólar tendía a apreciarse frente al resto de divisas mundiales, circunstancia que se refleja con la tendencia alcista del gráfico del índice del dólar en este periodo. Esta circunstancia cambió en el verano de 2002 cuando el dólar estadounidense perforó la directriz alcista que dirigió su movimiento durante los 7 años anteriores, dando lugar a un ciclo bajista para el dólar que le llevó a perder alrededor de un 40% de su valor en la siguiente década.

El escenario volvió a ser favorable para el dólar en 2013, momento desde el cual la divisa estadounidense mantuvo una clara tendencia hacia la apreciación frente al resto de divisas mundiales. Tras 7 años de apreciación del dólar estadounidense, los retrocesos de este 2020 han roto la directriz que ha dirigido el movimiento alcista del billete verde durante los últimos años y pone sobre la mesa un nuevo escenario de depreciación para el billete verde a largo plazo que, dados los antecedentes históricos de este tipo de movimientos, podría ser uno de los aspectos más destacados durante gran parte de la década que acabamos de empezar.

Esta debilidad del billete verde afecta a las inversiones en valores de EEUU si no cubrimos el efecto divisa. No olvidéis que la inversión en valores de EEUU (o cualquier otro activo denominado en dólares) lleva a exponerse al dólar. Dada la debilidad del dólar es importante cubrir la divisa, puesto que si no sufrimos el riesgo de que el efecto cambio juegue en nuestra contra y lastre las plusvalías.

Así pues, vuelvo a insistir una vez más en la importancia de la cobertura del riesgo divisa. Tanto en el curso on-line para inversores de esBolsa.com como en mi libro “El Código de Wall Street” os muestro cómo cubrir de forma sencilla la divisa a la hora de invertir en áreas geográficas diferentes a nuestra divisa base (en nuestro caso el euro). De esta forma, podemos invertir en todo el mundo sin preocuparnos del efecto cambio.

Recuerda que puedes aprender todos los detalles de mi metodología de inversión en el curso on-line para inversores de esBolsa.com. Con la matrícula del curso dispondrás de varios meses (desde dos meses hasta un año dependiendo de la modalidad contratada) de acceso gratuito completo a todas las herramientas de esBolsa.

Nuevo curso de bolsa online con Ricardo González

separador+(2)[1]


		
Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.