El sector metalúrgico entre los más fuertes a ambos lados del Atlántico

Mientras la atención mediática internacional sigue centrada en la recuperación económica “post-pandemia”, hay sectores que sin hacer mucho ruido llevan meses mostrando un comportamiento muy favorable para los intereses de sus inversores. Uno de ellos es el sector metalúrgico, que está brillando con luz propia no solo en Europa, sino que también en Norteamérica.

El negocio de las metalúrgicas depende de forma muy estrecha de la evolución del precio de estas materias primas, ya que un aumento de los precios de los metales industriales (cobre, aluminio, zinc,…) aumenta los márgenes de beneficio, mientras que una disminución de los precios de los metales industriales tiene el efecto opuesto sobre las metalúrgicas, asfixiando los márgenes de beneficio de estas compañías.

En la siguiente imagen se puede ver perfectamente a lo que me refiero. El área sombreada corresponde al comportamiento del ETF de metales industriales Invesco DB Base Metals Fund  (ETF que se compone de materias primas industriales como Cobre, Zinc y aluminio). La línea negra es el resultado de dividir el sector metalúrgico entre el S&P 500 para generar su ratio. Un sesgo alcista de este ratio indica que las metalúrgicas lo hacen mejor que las bolsas, mientras que un sesgo bajista indica que las metalúrgicas lo hacen peor que las bolsas.

Se puede ver claramente que su relación es directa. El gráfico muestra que cuando el precio de los metales industriales cae, las metalúrgicas experimentan un peor comportamiento relativo que las bolsas. Por contra, cuando el área sombreada tiende a subir (suben los precios de los metales industriales) las metalúrgicas tienden a comportarse mejor que el promedio del mercado.

Las alzas en los precios de las materias primas en general y de los metales industriales en particular durante los últimos meses, han llevado a las metalúrgicas a convertirse en uno de los sectores más fuertes tanto en Norteamérica como Europa.

Si hay algo en lo que hago especial hincapié, es en que hay que invertir únicamente en los mercados y sectores que suben a un ritmo superior a la media. Los activos fuertes y alcistas son claramente los que marcan la diferencia entre un inversor que se conforma con “cualquier cosa” y los que exigimos invertir en lo mejor de lo mejor.

Si revisamos el gráfico de las metalúrgicas europeas, observamos que el tono de este tipo de compañías es claramente alcista desde hace semanas.

Además de este tono alcista, la fortaleza relativa de este sector (reflejada por el indicador RSCMansfield) está consolidada en territorio positivo. Es decir, este sector actualmente además de subir, sube a un ritmo superior que la media y buena prueba de ello es que en lo que llevamos de año el sector acumula avances del 29,9% superando ampliamente tanto al EuroStoxx (que sube un 11,98% en el mismo periodo) como al S&P 500 (que sube un 11,86% en el mismo periodo).

El tono fuerte y alcista de las empresas del sector en Europa también se traslada a Norteamérica, cuyo sector como podéis a continuación, también muestra un tono predominantemente alcista y fuerte.

Tal y como aprendemos en el curso on-line y en mi libro “El Código de Wall Street” solo invertimos en los mercados y sectores que además de subir, lo hacen a un ritmo superior a la media, puesto que esos mercados y sectores líderes son los que más benefician nuestras inversiones y esto es algo que el sector metalúrgico consigue, a ambos lados del Atlántico, al ser un sector fuerte (RScMansfield positivo) y alcista (MM30 con pendiente ascendente).

Recordad que en la herramienta de información sectorial de esBolsa.com podéis ver todos los componentes de este sector tanto en Europa como en EEUU (y también en la zona Asia-Pacífico).

Recuerda que toda mi metodología de inversión viene explicada en detalle en mi libro “El código de Wall Street”. Con la compra del libro dispondrás de tres meses de acceso gratuito completo a todas las herramientas de esBolsa.

Edición revisas El Codigo de Wall Street Ricardo Gonzalez

“El Código de Wall Street”.

El libro de Ricardo González

¡No te quedes sin él, pide tu ejemplar aquí!

separador+(2)[1]


		
Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.