Un mes de octubre débil probablemente ocasione un cambio de gobierno en EEUU

Trump vs Clinton CaricatureEn la jornada de hoy, me gustaría compartir con vosotros un aspecto que, si bien no tiene validez operativa, está relacionado con el mercado y resulta cuanto menos “curioso”.

Sin lugar a dudas, uno de los aspectos más seguidos durante las próximas semanas en las bolsas de Nueva York va a ser las elecciones presidenciales que se celebrarán el próximo martes 3 de noviembre.

Actualmente las encuestas dan al demócrata Joe Biden como favorito para ocupar el mandato de la Casa Blanca, aunque con un margen de ventaja cada vez más reducido con respecto al actual presidente republicano Donald Trump.

No obstante, los operadores de Wall Street siguen otros indicadores que van más allá de las encuestas y, como no podía ser de otra forma, se basan en el comportamiento del mercado para establecer el escenario más probable de cara a las elecciones.

La siguiente gráfica representa con una línea negra el comportamiento del mercado durante el mes de octubre previo a unas elecciones en las que el partido en el poder dio continuidad a su mandato. Por otro lado, el área azul representa el comportamiento promedio del mercado durante los meses de octubre previos a que el partido en el poder perdiese las elecciones.

Resalto que este estudio se refiere a cuando los partidos en el poder han sido reelegidos o no para un nuevo mandato, indistintamente de cuál sea su presidente.

Como se puede observar, durante la era modera (desde el año 1950 hasta la actualidad), el mercado tiende a sentirse más cómodo con la continuidad en los mandatos que con los cambios de poder. En concreto, de media los meses de octubre previos a las elecciones en las que el partido en el poder repitió mandato, el mercado terminó subiendo un 0,86%, mientras que, cuando hubo cambio en el poder, el mercado terminó retrocediendo un 2,16% durante el mes de octubre previo a las elecciones.

Hay varios factores que influyen aquí y que provocan que exista una diferencia tan notable en una dirección u otra. El primero de ellos es que cualquier cambio de signo político siempre genera incertidumbre y por todos es conocido que la incertidumbre nunca es bien recibida por los mercados.

En segundo lugar, el electorado estadounidense da mucha importancia a la evolución de los mercados, puesto que los norteamericanos tienen una cultura arraigada hacia las inversiones en las que obviamente sus planes de jubilación y finanzas dependen de ello. Por ello, el comportamiento de las bolsas en los meses previos a la cita electoral tiene una gran influencia entre el electorado estadounidense indeciso en el momento de emitir su voto.

Recordemos que, en las últimas elecciones del año 2016, mientras las encuestas daban por favorita a Hillary Clinton y por lo tanto, apostaban por la continuidad del partido demócrata en el poder, el mercado saldó el mes de octubre previo a las elecciones con caídas del 1,94%, descontando con ello un cambio en signo político del poder que, finalmente, terminó por confirmarse con la elección del partido republicano liderado por Donald Trump en los comicios del 8 de noviembre de 2016.

Por todo ello, debemos tener presente que los mercados tienden a descontar los eventos con mucha mayor certeza incluso que las propias encuestas, por lo que la evolución de los mercados en el próximo mes, puede resultar clave de cara al signo político del próximo mandato en la primera economía del mundo.

Recuerda que toda la metodología de inversión viene explicada en detalle en mi libro “El código de Wall Street”.  Con la compra del libro dispondrás de tres meses de acceso gratuito completo a todas las herramientas de esBolsa.

Edición revisas El Codigo de Wall Street Ricardo Gonzalez“El Código de Wall Street”.

El libro de Ricardo González

¡No te quedes sin él, pide tu ejemplar aquí!

separador+(2)[1]


		
Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.