La renta variable internacional incapaz de superar su resistencia dinámica

Hoy me gustaría compartir un análisis del ETF iShares MSCI ACWI. Este ETF está compuesto por las principales empresas de 23 países desarrollados y 24 países emergentes, cubriendo por tanto la inmensa mayoría del mercado de valores mundial. Esta circunstancia hace que este ETF sea una buena referencia para analizar en un mismo gráfico lo que está sucediendo en las bolsas de valores mundiales.

Desde un punto de vista estrictamente técnico, actualmente la renta variable internacional opera con una pendiente descendente de su promedio móvil de 30 semanas. Este es un elemento técnico que nos indica que ahora mismo el mercado de renta variable internacional tiende a depreciarse.

Hay otro aspecto técnico digno de mención: la influencia que suele tener el promedio móvil de 30 semanas sobre el precio.

Como sabéis, en nuestro método utilizamos el promedio móvil de 30 semanas para saber la tendencia de un activo analizado. Si el promedio móvil de 30 semanas es alcista, consideramos que el activo analizado tiende a apreciarse, mientras que, si el promedio móvil de 30 semanas es bajista, consideramos que el activo analizado tiende a depreciarse (tal y como sucede ahora mismo con la renta variable internacional).

Además, el promedio móvil de 30 semanas también tiende a tener un efecto de control sobre los precios. Cuando la media tiene pendiente bajista, en muchas ocasiones esta tiende a actuar como resistencia dinámica sobre el precio, de igual forma que cuando la media es alcista en muchas ocasiones tiende a actuar como soporte dinámico.

La evolución de la cotización de la renta variable internacional durante los últimos meses es un buen ejemplo de este efecto de la media sobre el precio. Durante la segunda mitad de 2020 y todo el ejercicio 2021, cada vez que el precio impactó contra su promedio móvil de 30 semanas en tendencia alcista, el precio reanudó sus ascensos.

En este 2022, la renta variable internacional está empezando a instaurarse en una tendencia bajista: cada vez que el mercado se enfrenta a la zona de control bajista que esta media ejerce sobre la cotización se muestra incapaz de superarla.

En un escenario donde tenemos activas las alertas de la amplitud y los bonos, esta tendencia bajista que está empezando a imponerse en la renta variable internacional, apunta en la dirección de que cada vez son mayores las probabilidades de que el mercado esté en la fase inicial de un nuevo ciclo bajista que, como inversores, debemos de manejar con mucha prudencia y disciplina.

Recuerda que toda la metodología de inversión viene explicada en detalle en mi libro “El código de Wall Street”. Con la compra del libro dispondrás de tres meses de acceso gratuito completo a todas las herramientas de esBolsa.

Edición revisas El Codigo de Wall Street Ricardo Gonzalez“El Código de Wall Street”.

El libro de Ricardo González

¡No te quedes sin él, pide tu ejemplar aquí!

separador+(2)[1]


Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.