Así suele ser el mes de noviembre en los mercados

La próxima semana daremos el pistoletazo a un nuevo mes, en este caso el mes de noviembre.

Como ya es costumbre, antes del inicio del próximo mes vamos a hacer un repaso detallado al comportamiento promedio que ha experimentado el mercado durante el mes de noviembre en la era moderna.

Remontándonos hasta el año 1950 el S&P 500 en el mes de noviembre suele tener un inicio favorable para los mercados para tomarse un respiro a partir del quinto día de negociación. Este respiro en las alzas hace permanecer con cierta lateralidad al mercado hasta poco antes de llegar a la festividad de Acción de Gracias (fiesta que se celebra el cuarto jueves del mes de noviembre).

La siguiente gráfica refleja el comportamiento promedio del índice rector estadounidense en el transcurso del mes de noviembre, donde se refleja claramente esa fortaleza, tanto en el tramo inicial como a final del mes, dejando un saldo final promedio del +1,59%, lo que convierte al mes de noviembre en el mes más rentable del ejercicio para el S&P 500 en la era moderna.

De los 70 meses de noviembre transcurridos entre 1950 y 2019, un total de 48 resultaron con balance positivo (68,57% de las ocasiones) mientras que 22 se saldaron con balance negativo (31,43%).

El peor mes de noviembre tuvo lugar en el año 1973 cuando el S&P 500 se dejó un 11,39%.

Recordemos que entre enero de 1973 y diciembre de 1974 los mercados bursátiles más importantes del mundo experimentaron un ciclo bajista que fue especialmente grave en Reino Unido. Los retrocesos se produjeron a raíz del colapso del sistema de Bretton Woods durante los dos años anteriores y la devaluación del dólar americano bajo el Acuerdo Smithsonian. Los retrocesos del mes de noviembre de 1973 se agravaron por el estallido de la crisis del petróleo y fue el gran catalizador de la recesión de los años setenta.

Por su parte, el mejor mes de noviembre de la historia tuvo lugar en el año 1980, cuando el S&P 500 se anotó un 10,24%.

Como siempre os digo, los patrones estacionales están ahí para ofrecer una visión orientadora (que no operativa) de los mercados. Estos datos están bien para conocer cómo ha reaccionado el mercado ante situaciones similares, pero a la hora de operar lo importante siempre serán los aspectos técnicos que muestren tanto los mercados, como los sectores y los valores.

Recuerda que toda la metodología de inversión viene explicada en detalle en mi libro “El código de Wall Street”. Con la compra del libro dispondrás de tres meses de acceso gratuito completo a todas las herramientas de esBolsa.

Edición revisas El Codigo de Wall Street Ricardo Gonzalez“El Código de Wall Street”.

El libro de Ricardo González

¡No te quedes sin él, pide tu ejemplar aquí!

separador+(2)[1]


		
Publicidad

2 responses to “Así suele ser el mes de noviembre en los mercados

  1. En cuestión de pautas estacionales, las décadas más lejanas me parecen menos representativas, el mercado ha cambiado mucho; yo le doy más importancia a las recientes, me fijo mas en los últimos 20 años. En el caso de la pauta Noviembre en el SP500, en los 10años 2010-2019 no ha perdido en ninguno; y en los 20 años 2000-2019, ha ido bien el 85%, o el 90% descartando 2008, previsible y evitable por estar en pleno ciclo bajista. Incluso podría considerarse que 2000 también habría podido evitarse, por estar en otro ciclo bajista. Vamos, que es una pauta bastante fiable, y más no arriesgándose en ciclos bajistas.

    1. Buenos días Toni.
      Por mi experiencia y estudios, realmente el cambio estacional se produjo en la Segunda Guerra Mundial por las razones socioeconómicas que expliqué aquí:
      https://www.losmercadosfinancieros.es/sabias-que-el-famoso-vende-en-mayo-era-compra-en-mayo-antes-de-1950.html
      A partir de entonces, los patrones para mi son válidos en todo su conjunto para la era moderna, especialmente cuánto mayor sea la muestra en años estudiada.
      No obstante, entiendo y veo interesantes también los estudios centrándose en lo que es exclusivamente el invierno de Kondratiev (ciclo de largo plazo que nos ocupa desde el año 2000 hasta hoy), puesto que también pueden resultar un acotamiento interesante para la estacionalidad por su similitud en lo que respecta a los flujos monetarios (explicado en el capítulo 15 de mi libro “El Código de Wall Street”).
      Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.