Así se comporta el mercado de valores durante el Black Friday

El Black Friday tiene lugar el primer viernes después de la festividad del Día de Acción de Gracias estadounidense y tiene su origen en un detalle contable. Cuando los registros contables se llevaban a mano, la tinta roja indicaba una pérdida y la negra una ganancia. Tradicionalmente, durante este período las tiendas pasan del “rojo” al “negro” dando origen a este característico nombre.

Para millones de personas, el Black Friday es el momento de empezar a hacer compras de cara a Navidad, siendo uno de los eventos de consumo más importantes de los Estados Unidos y cada vez más en el mundo. De hecho, desde el año 2005, el Black Friday ha sido el día de compras más concurrido del año en los Estados Unidos.

Al ofrecer varios descuentos y ofertas, los minoristas de compras intentan hacer que sus productos sean aún más atractivos para los clientes potenciales.  Las cifras de ventas publicadas para este período de tiempo marcan la pauta para todo el sector minorista.

Aprovechando esta importante cita del consumo, me gustaría compartir con vosotros el comportamiento que desde hace varios lustros experimenta el mercado de valores estadounidense en estas fechas desde una perspectiva estadística, ya que, como veremos a continuación, hay un claro repunte alcista en el índice S&P 500 poco antes y después del Black Friday.

Para ello, haremos uso de la herramienta “estacionalidad por periodos” de esBolsa. A diferencia de un gráfico de precios estándar que simplemente muestra los precios de las acciones durante un período de tiempo específico, un gráfico estacional muestra el comportamiento promedio de un activo en el transcurso de un periodo determinado, realizando el cálculo en base al histórico de varios años.

La siguiente gráfica representa el comportamiento promedio del S&P 500 entre el 20 de noviembre y el 6 de diciembre desde el año 2005. El eje horizontal representa la época del año, mientras que el eje vertical muestra el rendimiento del patrón estacional. Teniendo en cuenta esto, examinemos el gráfico estacional del índice S&P 500.

El primer detalle que llama la atención es que en todos los años transcurridos desde 2005, el S&P 500 ha subido entre el 20 de noviembre y el 6 de diciembre lo que pone de manifiesto que existe un claro repunte alcista en el índice S&P 500 poco antes y después del Black Friday desde el año 2005. De hecho, en este lapso de tiempo, de solo 12 días hábiles, el índice S&P 500 acumula avances promedio de un 2,17%. Sobre una base anualizada, esto equivale a una ganancia significativa del 44%, uno de los periodos más fuertes de todo el ejercicio para el mercado de valores estadounidense.

Recuerda que con la herramienta de estudio estacional de esBolsa, puedes estudiar la estacionalidad de cualquier activo cotizado en el periodo de tiempo que desees. Pulsando sobre este enlace accederás al manual de la herramienta.

Como siempre os digo, los patrones estacionales están ahí para ofrecer una visión orientadora (que no operativa) de los mercados. Estos datos están bien para conocer cómo ha reaccionado el mercado ante situaciones similares, pero a la hora de operar lo importante siempre serán los aspectos técnicos que muestren tanto los mercados, como los sectores y los valores.

Recuerda que toda mi metodología de inversión viene explicada en detalle en el libro “El código de Wall Street”. Con la compra del libro dispondrás de tres meses de acceso gratuito a todas las herramientas de esBolsa.

Edición revisas El Codigo de Wall Street Ricardo Gonzalez“El Código de Wall Street”.

El libro de Ricardo González

¡No te quedes sin él, pide tu ejemplar aquí!

separador+(2)[1]


		
Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.